Skip to main content
Tag

gestión emocional archivos - merchemoriana

Cómo se transforma el estilo de apego inseguro en seguro

apego seguro

El estilo de apego es un modelo de comportamiento que se interioriza y se forma desde los primeros meses de vida y va haciéndose más complejos, va reinterpretándose, ajustándose y remodelándose a lo largo de toda la vida.

Estas estructuras tienen, por un lado, tendencia a la estabilidad y a la auto perpetuación, pero al mismo tiempo tienen también posibilidades de cambiar (flexibilidad neuronal) siempre que se tengan nuevas experiencias de apego gratificantes y seguras con figuras de apego diferentes a los cuidadores.

Estilo de apego inseguro

Las personas con estilos de apego inseguro tienen mayor tendencia a establecer relaciones insatisfactorias, y sus niveles de ansiedad son elevados.

La mayor dificultad es la de establecer relaciones dónde aporten seguridad y se sientan seguros.

Estilo de apego desorganizado

Las personas con estilo de apego desorganizado son las que mayor insatisfacción sienten en sus relaciones.

Porque la estrategia que utilizan es la desactivación afectiva y negar las necesidades emocionales, evitando la intimidad, con una fuerte tendencia a la evasión en las situaciones de necesidad, en lugar de buscar apoyo para crear una base segura de afecto y contenido emocional.

Transforma tu estilo de apego

Para aprender a gestionar el estrés es necesario regular los estados emocionales, por eso, es necesario establecer un estilo de apego basado en la conexión social y relacional.

Comienza por generar mayor intimidad, compromiso y amor hacia ti mismo.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

Descarga ahora gratis mi Nueva Guía «Transforma el estrés en positivo» supera tu ansiedad, aprende a gestionar con éxito el estrés.

gestion del estres pdf

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

3 tipos de miedo que causan estrés en las relaciones

miedo en las relaciones

Las relaciones interpersonales son la principal causa de estrés. Necesitamos la conexión social para sobrevivir y sin embargo, es donde mayores dificultades encontramos.

Miedo a ser absorbido

Tiene su origen en el cuidador que no respetó los límites del niño, por chantaje emocional, abuso o negligencia. Hubo ausencia de límites sanos y no se dio una organización en la conducta, ya sea evitación o resistencia. La ansiedad se manifiesta en  sentirse como «congelado».

Como consecuencia de adulto se percibe una débil identidad personal, dificultad en la comunicación asertiva y ausencia de regulación emocional segura para resolver conflictos.

Se evitan las relaciones para intentar evitar conflictos interpersonales, o bien, son relaciones marcadas por una débil intimidad y compromiso, y una fuerte tendencia a la evasión.

Miedo a ser abandonado

Tiene su origen en el cuidador que no siempre estuvo disponible. La falta de coherencia en el comportamiento del cuidador provoca en el infante ira al no poder establecer una pauta. Está emoción se inhibe con culpa, vergüenza o ansiedad.
Como consecuencia se establece un estado de vigilancia continua para percibir cualquier posible señal de ser abandonado, alto estrés emocional y ansiedad.

Como adulto este miedo se manifiesta en las relaciones por la falta de confianza tanto en uno mismo como en el otro, lo que puede darse en modo de celos, control y necesidad de pruebas constantes de afecto.

Las personas con este miedo muestran dificultad para expresar sus necesidades y regulación emocional que esperan sean resuelto por los demás.

Miedo a fracasar

Tiene su origen en aquellos cuidadores que no estaban disponibles, por lo que se introyecta que las relaciones deben ser negativas, o algo a evitar.

Las personas con este miedo están alerta en los detalles considerados negativos de los otros. El estrés se manifiesta en un estado de alerta para huir en cualquier momento.

Como adultos en sus relaciones se caracterizan por la falta de confianza para resolver conflictos, la obsesión en los aspectos negativos de la relación, la desconfianza infundada, la autoexigencia e idealización de uno mismo y del otro.

Las relaciones con los otros son el reflejo de la relación con nosotros mismos. Mejorar la relación hacia ti, te ayuda a vivir en calma al sentirte seguro mostrándote más auténtico.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

Descarga ahora gratis mi Nueva Guía «Transforma el estrés en positivo» supera tu ansiedad, aprende a gestionar con éxito el estrés.

gestion del estres pdf

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

Lo peor de pensar que el estrés perjudica tu bienestar emocional

bienestar emocional laboral

¿Has tenido un mal día y has decidido ir de compras?, ¿cuánto tiempo dedicas a las redes sociales al día?, ¿te apetece comer algo poco saludable tras un disgusto?

Aunque se le atribuye la causa al estrés, lo cierto es que estas actividades responden a la necesidad de evitar sentir estrés. 

Durante décadas se ha difundido que el estrés es perjudicial para la salud. 

Si bien, el estrés agudo o puntual, es una estrategia de supervivencia que nos permite adaptarnos eficazmente a las exigencias del entorno. El estrés psicosocial parece no responder de la misma forma, convirtiéndose en estrés crónico, en ese estrés mantenido a largo plazo.

De la selva a la oficina

La primera teoría del estrés se la debemos a Hans Selye en 1936, que definió a este fenómeno como «la respuesta del cuerpo a cualquier demanda recibida».

Sin embargo la teoría de respuesta de lucha o huye fue del psicólogo Walter Cannon en 1925.

Es en los años ochenta que Richard Lazarus y Susan Folkman definen el concepto de estrés cuando una persona valora lo que sucede como algo que supera los recursos con los que cuenta y pone en peligro su bienestar personal.

A ellos, se les debe el concepto de gestión y manejo  del estrés.

Por ejemplo, el otro día una amiga me comentaba que lo que más estrés le causa en su trabajo son los rumores, ya que el ambiente laboral se siente tóxico. Estos es una valoración sobre el propio bienestar personal dentro del ámbito laboral.

¿Si no puedo pelear ni huir?

La respuesta acelerada e inmediata de pelear o huir no es la única posible reacción al estrés. Por lo menos cuando el estrés no involucra una situación de potencial amenaza a la vida. 

Los psicólogos llaman generación de estrés al círculo vicioso de querer evitar el estrés. Este círculo acaba creando más ansiedad mientras agotas tus recursos.

Cuanto más obsesión por evitar el estrés, más se tiende a caer en este círculo convirtiéndose en una espiral descendente.

Estas respuestas son desde compras compulsivas, comida poco saludable, alcohol, uso excesivo de las redes sociales, y un largo etc. 

pensar demasiado

¿El problema soy yo?

Valorar que la vida no debe ser estresante genera emociones contradictorias sobre uno mismo. 

Se experimenta como que algo va mal, y se vive en continua tensión. Muchas veces se asocia a ser incompetente, o menos hábil o inteligente que los otros, ya que la idea que persiste es que no debería ser así. La ansiedad se identifica como un signo de fracaso personal, y se tiende a sentirse abatido. 

Falta de motivación

El estrés forma parte de nuestras vidas, y está implicado en los mecanismos de adaptación y de emergencia necesario para la supervivencia. 

El estrés no es una emoción, si no un proceso que da respuesta a los acontecimientos ambientales y sociales desafiante.

Es decir, que una persona se sienta estresado depende tanto de las demandas del medio como de sus propios recursos para hacerles frente. 

Una vida significativa es una vida estresante

Piensa en los momentos más intensos de tu vida. Recuerdo los momentos más significativos. ¿Te sentías sin estrés?

Posiblemente no. Incluso los buenos momentos pueden resultar estresantes; el nacimiento de un hijo, la inauguración o presentación de un proyecto, un viaje de vacaciones, aprobar los exámenes de final de carrera, una entrevista de trabajo, una primera cita,…

Aprender a relacionarnos con el estrés de forma más positiva tiene grandes ventajas. El estrés forma parte de la vida, e intentar vivir sin sentirlo es negarlo.  Aunque el estrés crónico parece ser una de las causas de algunas enfermedades, al inhibir el sistema inmunológico, nuestra percepción de él juega un papel determinante.

Transformar el estrés en una parte positiva de nuestras vidas es fundamental para preservar la salud física, emocional y social.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

E DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Accede de forma gratuita a la primera clase de mi curso online «Transforma el estrés en positivo» y descarga tu ebook gratuito para detectar el foco de tu problema con el estrés.

guia gratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

¿Sabes si el miedo al cambio te impide disfrutar de tus logros?

miedo al cambio

¿Sientes que no eres tan buena profesional como otros?, ¿qué no reúnes las capacidades suficientes para ser buena profesional?. ¿Tienes muchísimos conocimientos pero a pesar de ello no consigues tus objetivos?. ¿El miedo al cambio te impide disfrutar de tus logros?

Al principio, cuando comencé a dar talleres de inteligencia emocional y Arteterapia, me sentía en parte así. Me faltaba experiencia como formadora, y llevaba mucho tiempo trabajando de otra cosa. Sentí miedo de no estar capacitada para dar esos talleres, a pesar de todo el trabajo que había de preparación.

Del mismo modo me sentía cuando comencé a publicar vídeos, ya que cuando tu marca eres tú, promocionarla se vuelve algo aún más complejo, al entremezclar lo profesional con la persona. Sentía miedo de exponerme delante de la cámara, pero también con ganas de darme a conocer.

¿Te sucede lo mismo?, ¿sientes que no mereces o no estás capacitada para emprender?.

Miedo al cambio

Somos de costumbres, y la incertidumbre o falta de control nos genera ansiedad, por lo general. Hay personas que tienen mayor capacidad para adaptarse a los cambios, especialmente si son deseados.

El miedo al cambio conlleva el cambio de hábitos y un periodo de adaptación. Esto es el estrés, el proceso que nos ayuda a adaptarnos a circunstancias que nos crean desequilibrio. Cambio que va contra los propios intereses, o no estar familiarizado con el cambio, o creer que el cambio no tiene que ser a mejor, son los miedos derivados.

La motivación por la conservación, aunque puede parecer que es la más natural e instintiva, tiene en su oposición el miedo al cambio, lo que genera resistencia. Esto deriva en estrés que puede llegar a convertirse en crónico, si no se aprende a adaptarse con éxito a las nuevas circunstancias.

Resistencia al cambio

¿Has empezado a hacer un proceso de cambio y sientes una sensación de vértigo y de miedo que no sabes cómo gestionar?

El cambio demanda la realización de acciones de diversas maneras, es decir, mudar rutinas o hábitos cotidianos, bajo nuevas formas de ver, entender y realizar.

Entonces surgen los miedos y la ansiedad. Aparecen los mecanismo de defensa, mecanismo de supervivencia que tiene nuestra mente para evitar que se venga abajo lo que creemos que somos, para mantenerse, para sobrevivir. 

No todos los cambios conllevan resistencias, depende de factores ambientales, factores personales y sociales  que acompañan al cambio.

El peligro de estas resistencias es el sabotear el cambio mediante estos mecanismos de defensa de forma inconsciente. El asesoramiento terapéutico te guiará para saber cuándo y cuáles utilizar, y adaptar la actitud apropiada para no sufrir con el cambio.  

pensar demasiado

El síndrome del impostor

¿Sientes que no eres tan buena profesional como otros?

El “síndrome del impostor” o “complejo del impostor”, es más común de lo que creemos y puede perjudicar seriamente el desarrollo profesional de quienes lo sufren, y es que cerca del 20% de la población lo padece.

Sin embargo, es poco conocido debido a la falta de información y comprensión que existe, tanto por parte de quienes lo sufren como de los profesionales.

¿Tienes la impresión de estar engañando a quienes te rodean en lo relativo a sus verdaderas habilidades y competencias, considerándote una impostora?

Sufres de miedo y ansiedad ante la idea de verte desenmascarada. Consideras que tus logros se deben a causas externas (y por tanto inestables y que no puedes controlar). Dichas causas externas pueden ser la suerte, la opinión errónea de los demás o incluso la simpatía que sienten hacia ti.

El miedo al cambio te impide ser feliz

El miedo es la emoción que se experimenta ante un peligro real e inminente, que se vive como una amenaza a la seguridad física propia, y a personas queridas o a otras personas por empatía.

La reacción habitual al miedo es de huida o de evitación de la situación peligrosa. Si no es posible, el miedo nos motiva a afrontar la situación, pudiendo pasar del miedo a la ira.

Esta reacción de afrontar el miedo tiene un proceso de activación rápida al punto de máximo rendimiento, pero si esta activación es prolongada produce el efecto contrario, nos puede bloquear emocionalmente, por ejemplo tener un ataque de pánico.

El miedo puede desmotivar, y anula la capacidad de reflexión. Impide ver más allá de la amenaza, y paraliza la actividad neuronal que nos hace ser creativos.

El efecto del miedo afecta la calidad de vida, ya que pospones tu felicidad para disfrutarla en un futuro. Impide que emprendas nuevos proyectos que, a la larga, te llenan de satisfacción.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Accede de forma gratuita a la primera clase de mi curso online «Transforma el estrés en positivo» y descarga tu ebook gratuito para detectar el foco de tu problema con el estrés.

guia gratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

¿Conoces tus carencias emocionales para saber cuál es tu motivación?

carencia emocional

En consulta me encuentro a pacientes que suelen hablarme de lo que creen que son sus carencias emocionales.

Las carencias son aquellas cosas que pensábamos que tendríamos en nuestra vida adulta, y que sin embargo se han quedado en expectativas no cumplidas.

Las conversaciones comienzan con un siento o pienso que necesito cambiar de trabajo, pareja, estoy bien pero hay algo que me falta.

Las emociones son difíciles de explicar, los sentimientos son complejos pero ambas se sostienen por nuestros pensamientos.

Detrás de todo miedo hay una motivación que desea ser expresada

No obstante, las carencias emocionales son más primarias y responden a miedos. El miedo y la motivación están en el mismo axis, el mismo eje, cada uno de ellos en un extremo. Por eso, si sabes cual es tu miedo puedes saber cual es tu motivación. Descubre tu necesidad emocional y tu talento a partir de tu motivación.

Necesidad de ser aceptado

¿Eres de los que evita el rechazo, rehuyes del conflicto y la competencia y busca la aprobación de los demás?

El miedo al rechazo nace de la necesidad de pertenecer a un grupo. Lo sentimos más agudamente durante la adolescencia pero es uno de los miedos más básicos.

Este miedo nos motiva a afiliarnos  por la necesidad de la compañía de los demás. Las personas con alta motivación filial se preocupan por establecer, mantener o restaurar relaciones afectivas positivas. 

También incluye la pertenencia a un grupo de referencia como pueden ser los compañeros del trabajo, o profesión, amigos, o incluso a una corporación.

Tu talento es establecer relaciones cordiales y positivas, aunque como aspecto negativo pueden mantener un perfil bajo para no destacar  o al éxito por este miedo a ser rechazado. Otros miedos que se derivan son el miedo al ridículo, a ser distinto, o al conflicto.

Si tu motivación es estar en contacto con otras personas seguro que el hecho de estar en compañía de otras personas reduce tu miedo. 

pensar demasiado

Necesidad de logro

¿Eres de ese tipo de personas que aspiran a hacer las cosas siempre bien?

Entonces tu miedo principal es al fracaso por eso te esfuerzas a fondo y no te conformas fácilmente. Tu motivación es de logro, eres una persona orientada hacia el futuro para conseguir metas y objetivos. Tu talento es el de planificar tus esfuerzos para lograr una meta.

Confías en tus capacidad para lograr con éxito tus objetivos, y tus fracasos generalmente, a la falta de esfuerzo. Prefieres las tareas con cierta dificultad que suponen un reto o desafío. Sin embargo, si tu miedo al fracaso es alto eliges tareas fáciles, ya que garantizan el logro, o tareas difíciles que no son una vergüenza si no se logra el éxito por la propia dificultad de la tarea.

Otros miedos derivados pueden ser el miedo al error, el miedo a asumir riesgos, miedo a no ser reconocido profesionalmente.

Necesidad de poder

¿Qué es lo que más te motiva? ¿Te gusta sentir que tienes el control y dominio sobre los demás?

Tiendes a buscar el reconocimiento en grupos pequeños donde sueles ser ejercer tu liderazgo. Tienes facilidad para persuadir y convencer a los demás. 

Tu miedo es a la pérdida de poder por lo que puedes tener episodios más agresivos y competitivos que otros ya que estás más dispuesto a asumir riesgos personales. Intentas generar admiración por medio de tus pertenencias como símbolos de poder. Esta necesidad de poder se aplica tan sólo, a ciertas áreas de tu vida como es la profesional.

Tu talento es el de dirigir, persuadir e influir en los demás. Por contra tus miedos derivados pueden ser a perder tu puesto de influencia, a no ser reconocido socialmente, por lo que puedes ser más conservador para mantener tu situación aunque no rechazas un cambio si  te favorece en el logro de tus metas.

Con el programa de asesoramiento individual personalizado «Transforma tu estrés en positivo» te ayudo a encontrar tus carencias emocionales y transformarlas en motivaciones y objetivos alcanzables.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Accede de forma gratuita a la primera clase de mi curso online «Transforma el estrés en positivo» y descarga tu ebook gratuito para detectar el foco de tu problema con el estrés.

guia gratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

Cómo emprender descartando objetivos que te perjudican por metas que mejoran tu rendimiento

mejorar el rendimiento emprendimiento

Un día recibí una llamada de una vieja amiga. Hablamos sobre mi proyecto de emprender, como lo estaba enfocando y a quien iba dirigido.Estaba muy emocionada con mi cambio. Me resultó muy estimulante hablar con ella.  

Tras esa conversación, algo en mi mente comenzó a dar vueltas como un mosquito. Se lo expliqué a mi pareja, y a medida que iba dando detalles, caí en que apenas tenía amigas emprendedoras con las que poder compartir mi experiencia.

Al principio compatibilizada mi vida laboral por cuenta ajena con mi primer proyecto. Antes de emprender al 100% lo primero que pensé fue: tengo que aprender a ser emprendedora.

¿Te has parado a pensar qué significa ser emprendedora?. No tenía referentes cercanos, ni formación en marketing y ventas. ¿Cómo podía vender mis servicios?

A menudo empezamos a emprender esperando alcanzar objetivos imposible, por ejemplo tener un gran éxito ya sea económico como de reconocimiento social, en un tiempo récord.

Ideales sobre cómo debe ser una emprendedora enturbian el foco en los objetivos para alcanzar metas realistas. Además a las mujeres se nos suman exigencias como carga familiar, mayor responsabilidad en las  relaciones, menor profesionalidad o mayor dificultad para entrar en el mercado laboral.

La autoexigencia puede perjudicar tu autoestima si es excesiva, incrementar innecesariamente tus preocupaciones y general mayor estrés, especialmente estrés crónico.

Amplía tu autoestima

Después de muchos curso y cápsulas de formación sobre planificación empresarial, marketing y ventas y fiscalidad, seguía sin saber como emprender.

Invertí mucho tiempo en leer, estudiar y probar nuevas fórmulas. Si a otras les ha servido a mí también me funcionará, ¿no?. Puede. Seguramente algunas cosas sí y otras deberás descartarlas.

Encontrar tu propio camino es un proceso que requiere de ayuda. La soledad no tiene porque formar parte del emprendimiento.

Sin embargo, la base para emprender no está en los conocimientos. Está en la autoestima. La autoestima es una fortaleza que podemos adquirir, mejorar e incrementar. 

Evitar las comparaciones con personas que ya están en la cima de su éxito, ya que perjudica tu autoestima. Por contra, pueden ser fuente de inspiración si sabes sus comienzos, puedes aprender de sus errores y de su experiencia.

Desarrolla tus fuentes de autoestima basada en tus habilidades, en aquello que sabes hacer y en aquello por lo que los demás acuden a ti. ¿Están relacionadas con tu emprendimiento?

emprenderBusca nuevos amigos

Esta parte puede parecer más controvertida aunque es importante entenderla. Asegúrate de tener amigos que te ayuden en tu emprendimiento en lugar de crear dudas e inseguridades.

Cuando cambiamos, es inevitable que algunas personas se sientan incómodas con nuestra nueva forma. Pasar de una etapa laboral como ser empleada, a ser tu propia jefa puede resultar incomprensible para ciertas personas.

Haz amistades con otras emprendedoras te fortalecerá, no solo en capital social, además podrás compartir tus dudas, inquietudes con personas que están al igual que tú.

Crea una imagen nueva de ti misma

Gran parte de las emprendedoras tomamos esa decisión al sentir que en el mundo laboral donde se estaba no ofrecía las oportunidades para demostrar las capacidades. Esta falta de reconocimiento genera frustración, estrés laboral y socava la autoestima.

Sustituye las imágenes negativas que tienes de ti misma, por imágenes positivas, o diversifica la imagen que tienes.  Ser emprendedora es una nueva oportunidad para declararte más auténtica con tus valores. Crea esa nueva imagen de ti que transmita esos valores y tu entusiasmo por tu proyecto.

Trátate con cariño

Crea oportunidades de vivir emociones positivas al afirmar tus puntos fuertes. Deja el miedo a mostrar tu pasión por lo que haces y cuida los detalles para potenciar tu excelencia.

Los errores son parte imprescindible del aprendizaje, y tomar decisiones conlleva riesgos. La autocrítica destructiva o el pensar demasiado puede paralizarse.

Reserva espacio en tu día a día para tu autocuidado; medita, camina, descansa o realiza cualquier actividad que te haga sentir feliz para vencer la ansiedad que puede aparecer durante el emprendimiento. Tu autocuidado es la forma más sabia de invertir en tu proyecto profesional.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Accede de forma gratuita a la primera clase de mi curso online «Transforma el estrés en positivo» y descarga tu ebook gratuito para detectar el foco de tu problema con el estrés.

guia gratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

¿Conoces las 6 habilidades sociales imprescindibles en tu emprendimiento?

habilidades sociales

Desde atender clientes, hasta negociar con proveedores. Para todas estas situaciones es imprescindible adquirir habilidades sociales. Al emprender se deben hacer frente a diversas situaciones donde la comunicación efectiva es imprescindible.

Las relaciones entre las personas son una importante fuente de estrés para el ser humano.

Una de las primeras preguntas que hago en consulta es la razón por la que han decidido venir, es decir, cuál consideran que es su problema. 

Muchas de estas conversaciones son parecidas a esta:

– Me falta autoestima. No sé decir que no, me da miedo decir que no, no quiero problemas en el trabajo, por que sé que me tienen manía. Acabo haciendo más trabajo del que puedo hacer y encima no me lo reconocen. 

Posiblemente, decir que no a alguien, ya sea un superior o un cliente, es una de las situaciones que más ansiedad despierta. Especialmente, si no se tienen las habilidades sociales necesarias.

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales se entiende como el conjunto de pautas de comportamiento por las que mejora nuestra manera de relacionarnos y adaptarnos a las diferentes situaciones, como alcanzar objetivos deseados de forma efectiva.

Estas conductas de habilidad social se basan en la comunicación y gestión emocional. Existen habilidades sociales simples como puede ser un saludo o un cumplido, y complejas como la asertividad, la empatía, etc.

A continuación te explico las 6 habilidades sociales imprescindible para tu emprendimiento.

1.Empatía

Es la habilidad social que tenemos para comprender la vida emocional del otro, de manera que la otra persona se sienta atendida y comprendida. Para mostrar empatía nuestra comunicación ha de ser sin juicios ni evaluaciones, ni dar nuestra opinión personal.

La empatía refuerza los lazos sociales, tranquiliza y genera una atmósfera de confianza. Esta habilidad se puede aprender y mejorar aumentando tu inteligencia emocional. 

Preguntar y mostrar interés por las emociones y estado mediante preguntas abiertas da espacio a la otra persona para que se exprese y se sienta atendida.

2.Asertividad

Es la capacidad de saber comunicar lo que se desea con confianza en uno mismo, sin agredir ni mostrar un actitud pasiva frente a un problema.

La asertividad es adueñarse de las propias opiniones, y expresarlas sin miedo. Una vez más la inteligencia emocional nos ayuda a saber elegir el tono emocional adecuado.

La autoestima es la base de una comunicación no violenta, ya sea por agresividad en el tono, gestos o contenido, o bien por pasividad. Para comunicar con asertividad existen varias fórmulas que puedes adaptar a las diferentes situaciones.

Una comunicación asertiva es la que te responsabilizas de tu autoría en la visión particular del mundo que estás ofreciendo. “Siento que…”, “Pienso que…”, es una forma de comunicación emocional.

3.Comunicación no verbal

La comunicación no verbal es la que carece de estructura verbal y se caracteriza por la habilidad de expresar y transmitir lo que uno está pensando o sintiendo mediante señales faciales y corporales

La comunicación no verbal enfatiza o corrobora las palabras que se emiten,  y si la información recibida nos resulta más fiable. 

Las miradas, los movimientos corporales, los gestos faciales como la sonrisa, fruncir el ceño, asentir con la cabeza, transmiten información sobre nosotros y nos permite estar en sintonía con el otro.

4.Escucha activa

A menudo escuchamos a un compañero de conversación sin realmente escucharlo. En el proceso, se pierden oportunidades para conectar con esa persona, e incluso nos arriesgamos a que se sienta descuidado, faltado al respeto y resentido. 

Escuchar activamente significa expresar un interés activo en lo que la otra persona tiene que decir y hacer que se sienta escuchado. Haz preguntas para alentar a la otra persona a desarrollar sus pensamientos y sentimientos. Evita saltar a conclusiones sobre lo que significa para la otra persona. Trata de no interrumpir con argumentos en contra o preparar mentalmente una refutación mientras la otra persona está hablando. 

Es probable que la resolución de problemas sea más efectiva después de que ambos interlocutores entiendan la perspectiva del otro y se sientan escuchados. Moverse demasiado rápido para dar consejos puede ser contraproducente.

La escucha activa ayuda a comprender mejor las perspectivas de los demás y ayuda a sentirse más comprendidos y menos amenazados. Esta técnica puede evitar la falta de comunicación y evitar sentimientos de dolor en ambos lados. Al mejorar la comunicación y evitar que los argumentos se intensifiquen, la escucha activa puede hacer que las relaciones sean más duraderas y satisfactorias.

5.Resolución de problemas

Es encontrar estrategias creativas y adaptativas a los problemas para resolverlos eficazmente.

Comienza sabiendo cuál es tu estilo de resolución de conflicto; demandante, acomodativo, huidizo o conciliador.

Después aprende mejores estrategias comunicativas y de negociación para llegar a soluciones más conciliadoras anudando las necesidades de ambas partes. 

6.Planificación

Es saber gestionar las propias tareas, y organizar con criterio para obtener objetivos mensurables comprendidos en periodos de tiempo establecidos previamente.

La gestión del tiempo es la causa que mayormente se utiliza como fuente de estrés. Una buena planificación resulta muy útil, además de conocer el flujo de trabajo que requiere cada tarea.

Cuando se tiene una reunión o una entrevista, o cita de trabajo es muy importante tener bien organizado este encuentro. Resulta muy molesto por ambas partes, la sensación de pérdida de tiempo, lo que dejará una mala impresión de nuestra profesionalidad.

La diferencia entre tener expectativas y generar resultados es tener una buena planificación basada en una estrategia consensuada. 

optimismo

Emprender de forma consciente

Como emprendedora obtener resultados es el indicador de haber obtenido el logro y éxito que recompensa tus esfuerzos. Con estas 6 habilidades sociales podrás hacer frente a las demandas de tus clientes, proveedores y entorno social con éxito.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Accede de forma gratuita a la primera clase de mi curso online «Transforma el estrés en positivo» y descarga tu ebook gratuito para detectar el foco de tu problema con el estrés.

guia gratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

5 factores erróneos sobre autoestima que afectan a tu bienestar

5 errores sobre autoestima

Unos años atrás tuve una época con ataques de ansiedad. Por aquel entonces, me estaba mudando a una casa y población nueva. Podría decirte que la compra-venta de una vivienda, las reformas o las mudanzas son estresantes, sin lugar a dudas. Sin embargo, lo que realmente me causaba ansiedad era pensar que no sabría hacerlo. 

Llegó un momento que mi nivel de ansiedad era tal que podía estar media hora mirando pasta de dientes y no decidirme por ninguna porque no era capaz de tomar ni una simple decisión por miedo. 

Lo primero a que le atribuí mi ansiedad fue a la falta de autoestima. Sin duda, si hubiera tenido más autoestima no hubiera tenido aquellos problemas de ansiedad. ¿O sí?

Soy como soy

En consulta me han llegado muchas veces explicando que su principal problema es la falta de autoestima. La autoestima es un concepto complejo que se compone por diferentes dimensiones como el autoconcepto, autoeficacia y autoimagen.

La autoestima se forma junto a la identidad personal por referencia a lo que nos rodea. Esto es que si de pequeña me dicen que soy más alta que la media, dentro de mi identidad personal me pondré la etiqueta alta. Sin embargo, mi autoestima puede subir o bajar en función de lo que me suponga ser más alta que la media.

¿A qué se debe? A la valoración que haga sobre ello. Si en mi entorno se acepta como algo positivo ser alta, lo intepretaré como algo positivo de mi identidad. Por contra, si sirve de mofa sentiré miedo de ser rechazada por tal característica, de la que poco puedo hacer.

Lentamente mi autoimagen se irá llenando de etiquetas que valoraré entre positivas o negativas. La información externa nos da la información sobre cómo parece que somos. Un ejemplo simple, soy mujer porque no soy hombre. Es una afirmación sobre mí misma, que puede crear controversia para unos, o ser reforzada por otros. Y tal vez, no soy cómo soy, sino cómo creo que debo ser según los otros.

A continuación te explico 5 factores erróneos sobre la autoestima.

Primer factor: la autocrítica

La Autocrítica es un proceso que incluye el reconocimiento de los propios errores, el aceptarlos, saber perdonarlos. También reconocer aquello que se hace bien y qué genera satisfacción aunque no sea reconocido por los demás.

Cuando aprendemos a hablar aparece el discurso interno. Es una narración dentro de nuestra mente. Nos narra sobre nosotros, nuestras emociones, valoraciones y acciones. Nos aprueba o nos crítica. También narra lo que creemos que piensan los otros sobre nosotros.

Si desde muy pequeño han sido reprimidas tus acciones y no fueron atendidas tus emociones, aparece un discurso interno lleno de críticas negativas, poco constructivas, donde se pone mayor atención en los hechos y apariencias. Aparece la vergüenza y la culpa, y la autoestima es baja.

El otro extrema es una autocrítica excesivamente positiva que no nos genera satisfacción. Tal vez, ser demasiado consentido y poco atendido emocionalmente, dio como resultado una autoestima dudosa de uno mismo.

optimismo

Segundo factor: responsabilidad

Responsabilidad es aceptar que la propia vida es consecuencia de las decisiones personales y salir del rol de víctima. En otro artículo te hablé de la importancia del locus de control interno o externo. Si atribuimos a las causas de nuestros logros causas internas como el esfuerzo, disciplina, implicación, paciencia,… sentiremos que tenemos mayor control sobre nuestras vidas.

Pero si se atribuye a los logros causas externas, como el clima, la disposición de la otra persona, golpe de suerte,… las causas son ajenas a nuestro control, lo que nos llevará a sentirnos perdidos, frustrados, y poco eficaces.

Ser responsable de las consecuencias de nuestras decisiones atendiendo los pros y contras, y asumiendo que existe un margen de riesgo, fortalece la autoestima.

Tercer factor: valor personal

Valor personal es la decisión individual de trabajar por el cambio para vivir con las propias expectativas.

El miedo al cambio suele estar en el centro de la dificultad para tomar ciertas decisiones. Este miedo al cambio puede estar motivado por el miedo a lo incierto, a perder la propia identidad personal. La identidad personal está en continua transformación ya que nos adaptamos progresivamente a las exigencia del entorno. Desde luego que no soy la misma que diez años atrás, ni tampoco la que seré dentro de otros diez. La edad conlleva cambios organizativos en nuestras vidas, acabar los estudios, encontrar trabajo, crear un núcleo familiar, cuidar de los hijos, de los padres,…

Así hay personas que se arriesgan a cambiar de profesión porque quieren tener más tiempo para la familia, un propósito definido de éxito, y deciden vivir más acorde a sus valores.

Cuarto factor: respeto

Respeto hacia uno mismo es el valor de nuestro tiempo que dedicamos a los demás como derecho propio a elegir y el derecho a tener de espacios personales para la propia salud mental.

La autoestima mal entendida podemos confundirla con egoísmo. Por contra, las personas con mayor autoestima son más generosas y receptivas a las necesidades de los otros. El miedo a dejar de ser querido, la celotipias o las dependencias emocionales son causadas por una baja autoestima.

El respeto es la flexibilidad y la responsabilidad de nuestras acciones hacia los otros. Respetamos cuando dejamos hablar sin interrumpir, sin prejuicios, y del mismo modo nos sentimos respetados cuando nos escuchan.

Quinto factor: limites sanos

Establecer límites sanos es el principio que debe regir los actos para no dañar al otro y el de no permitir que el otro nos dañe. El derecho a decir no, a no ser manipulados y a defender nuestras ideas desde el respeto. 

Parece que este es uno de los principales problemas de muchas personas. Las características de las personas con problemas para establecer límites sanos son excesivamente controladoras, fuerte sentido de responsabilidad por lo ajeno lo que conlleva sobrecarga, autoexigentes y perfeccionistas, implican la falta de descanso, autocuidado y contacto con uno mismo. 

La falta de asertividad y la evitación al conflicto son otro grupo de personas, que acaban por no establecer sus propios límites.

La suma de factores

El nivel de autoestima no se consigue de una vez y para siempre en la infancia. Puede crecer durante la madurez o se puede deteriorar.

Ser más flexibles y sobre todo más compasivos con nosotros mismos y con nuestras capacidades, para una vida con menos estrés.

Por último, la autoestima es un hábito, cuanto más tiempo lo realices más destreza tendrás. ¿Te atreves a adquirir el hábito?

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Descarga gratis la guía para aprender paso a paso a canalizar el agobio laboral, liberarte de esa sensación de bloqueo y trabajar de una forma más inteligente y productiva.

guia gratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

7 errores a la hora de evitar el estrés que te impiden mejorar tu vida

7 errores de evitacion del estres

¿Cuántas cosas has probado para dejar de sentir estrés?, ¿cuáles te han funcionado?

Cuando comencé a practicar yoga sentía una presión el pecho agudo cada día. Me sentía baja de energía y solía enfermar con facilidad. Decidí probar con el Yoga, todo eran ventajas.

Iba a mis clases entusiasmada ante la expectativa de ver mi vida mejorar en salud, aspecto físico y mental. Sin embargo, no fue ese el resultado. Tanto en la práctica como en las meditaciones mi mente no se detenía. Más bien al contrario. Me invadía unas ganas incontrolables de llorar. Así que antes de entrar a la clase de yoga sentía más ansiedad, y vergüenza – ¿qué pensarían de mí si me ven llorar?… 

¿Tan mal estaba que ni el yoga podría ayudarme?, ¿sólo me pasaba a mí?. ¿Y a ti te ha sucedido lo mismo?, ¿has probado algún método para relajarte y has acabado con más estrés?

A continuación te explico los siete errores que se cometen más frecuentemente para evitar el estrés.

1-Mi estrés es diferente

Mi primer error fue considerar que yo debía ser la única que sentía estrés y no era capaz de dejar de sentirlo. Me agobiaba la idea de sentir estrés, con lo que búsqueda de dejar de sentirlo se convirtió en una fuente de estrés en sí misma.

La idea de que sólo yo me sentía así me hacía aislarme, y no explicar o buscar ayuda profesional. Esto tiene un efecto rebote, aumenta la ansiedad social por sentir que no se tiene habilidad social para entablar relaciones saludables.

2-Procrastinar, no puedo hacer nada

El estrés forma parte de la vida, y no siempre deseamos evitar el estrés. Cuando una emoción resulta desagradable buscamos la forma de no sentirla, al menos demasiado. Sin embargo, cuando nos resulta agradable buscamos la aproximación a la fuente de esta emoción.

El conflicto emocional surge de esas dos polaridades; la evitación y la aproximación. Elegir entre dos opciones se vuelve cada vez más angustioso a medida que incrementa el estrés. Sin embargo, si sentimos que ambas elecciones son agradables nos resulta más fácil salir del conflicto emocional.

El temor al error, la pérdida o ha ser excluidos nos puede inducir a no querer tomar decisiones y dejarnos llevar por las circunstancias. Pero tiene un coste, y es la pérdida de control sobre tu vida, lo que te generará más estrés.

La falta de motivación incita a la adquisición de hábitos poco saludables, a la falta de ejercicio físico, sedentarismo o aislamiento social.

transforma el estrés

3-Tener estrés en el trabajo es lo normal 

El 50% de los trabajadores se estima sufre estrés laboral. Sin embargo, está mejor visto decir que se padece estrés por el trabajo que decir que se está deprimido, o simplemente fatigado.

Las personas no llegamos al ambiente laboral libres de toda influencia, al contrario, llevamos con nosotros todas nuestras experiencias y vivencias previas, nuestro aprendizaje y nuestra forma de ser. 

4-No tengo tiempo para nada

Otra forma de evitar el estrés es estar el máximo de tiempo ocupado haciendo algo; yoga, pádel, running, teatro, taller de cerámica japonesa, eventos culturales, quedadas, idiomas, ikebana y un largo etc.

Este tipo de comportamiento tiene un doble fondo, además del económico, está el emocional. Está vorágine de actividades no dejan tiempo para pensar ni reflexionar, con lo que se pierde el contacto real con uno mismo.

¿Y si no tengo ningún plan que hago?. El miedo a la soledad vuelve a aparecer en forma de ansiedad. Así tengo que hacer cada vez más cosas para rellenar hasta el último hueco de mi agenda. Con la hiperactivación llega el cansancio y la fatiga, incluso el insomnio, la preocupación constante de no tener «tiempo para todo lo que quiero hacer.» 

5-Adicción al móvil

Las redes sociales se han convertido en la adicción del S.XIX de momento. Llevar el móvil siempre encima o tenerlo lo más cerca posible. Cada vez es mayor el número de personas con problemas de atención sostenida constantemente interrumpidas por las alertas de éste.

La sensación de conexión y prontitud, y el hecho de que parece que siempre se está dando alguna novedad nos motiva a mirar insistentemente las redes sociales. Los likes y seguidores son una dosis de dopamina, un pequeño logro que nos da una breve satisfacción. Llena vacíos emocionales de expectativas no cumplidas. Así va creciendo la adicción al móvil y en edades cada vez más tempranas. 

6-Más es más

Otra de las cosas que se hace habitualmente es ir de compras. Te has oído a ti misma decir ir de comprar me relaja. 

Acumular es otra forma de distracción. Al igual que la comida o la bebida, el comprar sin necesidad suele ser para enterrar debajo ese vacío que duele.

El desequilibrio entre el esfuerzo demandado y la baja recompensa produce insatisfacción, frustración e irritabilidad. Así sea de libros que apilo y no tengo tiempo de leer, de ropa, zapatos, productos beauty, nueva tecnología, y todo tipo de gadgets que se acumulan a nuestro alrededor.

Una opción mucho más saludable y que te ayudará a calmar tu mente es caminar por la naturaleza. Tan solo necesitas un parque cerca y 10 minutos de tu tiempo para caminar para notar los beneficios. 

Además cuidarás de tu economía doméstica, otro de los factores estresantes más habituales, el miedo a no llegar a final de mes.

7-Sólo me suceden cosas malas

Hay una zona de nuestro cerebro que estimula lo que nos interesa y que inhibe el resto para que nos quedamos con lo que es importante. Esta zona se llama Sistema reticular activador ascendente (SRAA). 

¿En qué te estás interesando cuando piensas no quiero sentir estrés?. Mientras más piensas que no quieres sentir estrés, más atención pones a las emociones que éste desencadena. De tal modo, que parece que la mayor parte de tu tiempo estás en crisis, con estrés o malhumorado.

Este es círculo del estrés. Es natural querer no sentir ansiedad, sin embargo, el coste de querer evitarlo es más perjudicial a largo plazo. La respuesta de evitación del estrés puede ser insana, incluso autodestructiva, lo que perjudica no solo la salud física y emocional, sino también el tejido afectivo social.

Mi problema con el yoga era que esperaba que me aliviará de mi estado emocional de forma inmediata. Mi impaciencia y mi autocrítica desencadenaba aún más ansiedad. El yoga y la meditación son estrategias de afrontamiento defensivo que ayudan al equilibrio emocional. No obstante, por sí mismas a veces no son suficientes. Deben ir acompañadas de un asesoramiento terapéutico profesional para llegar a la fuente estresora.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Descarga gratis la guía para aprender paso a paso a canalizar el agobio laboral, liberarte de esa sensación de bloqueo y trabajar de una forma más inteligente y productiva.

guiagratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

Cómo lidiar con clientes que no te toman en serio o no te valoran

lidiar con clientes

Una de las cosas que más miedo me daba era cómo vender mis servicios porque debía lidiar con clientes, que a veces no me tomaban en serio o no valoraban mi trabajo. El miedo venía de pensamientos del tipo; no me van a tomar en serio, no parezco una terapeuta, mis servicios no son suficientemente buenos,…

¿Qué podía hacer para superar este miedo?. Asistí a cursos y cápsulas de formación sobre ventas. Lo tenía todo en esquemas, incluso un guión en un documento pero algo seguía frenándome.

En el último curso que realicé me di cuenta que el proceso de estrés era la clave. Mi propio método podía ayudarme a superar el miedo a tratar con clientes. A continuación , voy a explicarte 4 consejos para lidiar con clientes difíciles. 

Adapta tu estilo de liderazgo para lidiar con clientes

El liderazgo es de carácter informal, es decir, no es un cargo dentro de una empresa. Es algo que surge de forma espontánea, una admiración que se contagia. ¿Cómo conseguir transmitir liderazgo?. Transmitiendo que eres una persona/profesional confiable. Como dice la canción; follow the leader. Eso tiene el liderazgo, confiamos en él de forma instintiva y lo seguimos seguros de que nos llevará al éxito.

Para eso será necesario que practiques la escucha activa. Concéntrate en la persona, realiza preguntas abiertas y para aclarar lo que te está explicando, formula frases con lo que te sugiere o te ha parecido siempre en primera persona. Focaliza tu atención en lo que quiere ganar el cliente y en lo que teme perder. 

Durante el proceso del estrés se segrega noradrenalina, neurotransmisor que ayuda a poner mayor atención en aquello que nos causa estrés o agente estresor, y pensar más rápido. Demuestra la capacidad para mostrar empatía con las necesidades, preocupaciones y objetivos de tu cliente. 

optimismo

Tener sentido del humor

Cuando la situación lo permita inyecta una pequeña cuota de humor para liberar la tensión. Esto se extiende a la tendencia actual de generar espacios laborales y profesionales de manera respetuosa y en un entorno agradable. 

La mayor parte de nuestra vida laboral u ocupacional nos encontramos enfocados a la tarea o logro de objetivos y el sentido del humor será para tu cliente la vitamina que le mantiene motivado y contento.

Para no perder el sentido del humor tendrás que ser persistente y deberás mantener una actitud positiva y focalizada al perseguir un objetivo, a pesar de los obstáculos. 

Facilita la toma de decisiones

El liderazgo emocional requiere una gran inteligencia emocional en busca de una atmósfera de trabajo positiva. Una negociación puede volverse muy tensa en algunos momentos. Enfoca las objeciones en preguntas, reflexiones y valorar coste/beneficio.

Haz que participe tu cliente en la toma de la decisión, incluye sus miedos y contrarresta con los beneficios. La colaboración ayuda a mantener un ambiente más relajado. Gracias a la oxitocina, hormona social que se activará durante el proceso de estrés para relajar tensiones, tener valor y pedir ayuda. Nos hace ser más sociables. Será tu aliada cuando sientas que el estrés de la negociación activa los miedos de ambos.

Toma la iniciativa

El tiempo es oro, no solo para cerrar una venta, percibimos el tiempo como un recurso valioso que debemos administrar con sumo cuidado.

Tal vez, ahora no es el mejor momento para mantener una negociación larga. Toma la iniciativa proponiendo un encuentro más adelante, da tiempo para reflexionar y para mejorar la oferta si lo crees conveniente.

Asume tu rol de liderazgo, no cuestiones las motivaciones, ni deniegue la autoridad, ni ignore los consejos que pueda darte tu cliente. Influye de forma positiva.

Muestra tu madurez emocional en situaciones de estrés, o cuando existe un problema inesperado, y contenerte en actuar serenamente para no dejarte influir por las primeras emociones o pensamientos.

Como líder confía en ti misma, en tus valores y en tu comportamiento, los cuales forman tus armas para influir más fácilmente en tus clientes.

Cuéntame si estos consejos te han resultado útiles, si ya habías aplicado alguno o cuál consideras que implantarás próximamente.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Descarga gratis la guía para aprender paso a paso a canalizar el agobio laboral, liberarte de esa sensación de bloqueo y trabajar de una forma más inteligente y productiva.

guiagratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar