0
Tag

autoestima archivos - merchemoriana

5 factores erróneos sobre autoestima que afectan a tu bienestar

5 errores sobre autoestima

Unos años atrás tuve una época con ataques de ansiedad. Por aquel entonces, me estaba mudando a una casa y población nueva. Podría decirte que la compra-venta de una vivienda, las reformas o las mudanzas son estresantes, sin lugar a dudas. Sin embargo, lo que realmente me causaba ansiedad era pensar que no sabría hacerlo. 

Llegó un momento que mi nivel de ansiedad era tal que podía estar media hora mirando pasta de dientes y no decidirme por ninguna porque no era capaz de tomar ni una simple decisión por miedo. 

Lo primero a que le atribuí mi ansiedad fue a la falta de autoestima. Sin duda, si hubiera tenido más autoestima no hubiera tenido aquellos problemas de ansiedad. ¿O sí?

Soy como soy

En consulta me han llegado muchas veces explicando que su principal problema es la falta de autoestima. La autoestima es un concepto complejo que se compone por diferentes dimensiones como el autoconcepto, autoeficacia y autoimagen.

La autoestima se forma junto a la identidad personal por referencia a lo que nos rodea. Esto es que si de pequeña me dicen que soy más alta que la media, dentro de mi identidad personal me pondré la etiqueta alta. Sin embargo, mi autoestima puede subir o bajar en función de lo que me suponga ser más alta que la media.

¿A qué se debe? A la valoración que haga sobre ello. Si en mi entorno se acepta como algo positivo ser alta, lo intepretaré como algo positivo de mi identidad. Por contra, si sirve de mofa sentiré miedo de ser rechazada por tal característica, de la que poco puedo hacer.

Lentamente mi autoimagen se irá llenando de etiquetas que valoraré entre positivas o negativas. La información externa nos da la información sobre cómo parece que somos. Un ejemplo simple, soy mujer porque no soy hombre. Es una afirmación sobre mí misma, que puede crear controversia para unos, o ser reforzada por otros. Y tal vez, no soy cómo soy, sino cómo creo que debo ser según los otros.

A continuación te explico 5 factores erróneos sobre la autoestima.

Primer factor: la autocrítica

La Autocrítica es un proceso que incluye el reconocimiento de los propios errores, el aceptarlos, saber perdonarlos. También reconocer aquello que se hace bien y qué genera satisfacción aunque no sea reconocido por los demás.

Cuando aprendemos a hablar aparece el discurso interno. Es una narración dentro de nuestra mente. Nos narra sobre nosotros, nuestras emociones, valoraciones y acciones. Nos aprueba o nos crítica. También narra lo que creemos que piensan los otros sobre nosotros.

Si desde muy pequeño han sido reprimidas tus acciones y no fueron atendidas tus emociones, aparece un discurso interno lleno de críticas negativas, poco constructivas, donde se pone mayor atención en los hechos y apariencias. Aparece la vergüenza y la culpa, y la autoestima es baja.

El otro extrema es una autocrítica excesivamente positiva que no nos genera satisfacción. Tal vez, ser demasiado consentido y poco atendido emocionalmente, dio como resultado una autoestima dudosa de uno mismo.

optimismo

Segundo factor: responsabilidad

Responsabilidad es aceptar que la propia vida es consecuencia de las decisiones personales y salir del rol de víctima. En otro artículo te hablé de la importancia del locus de control interno o externo. Si atribuimos a las causas de nuestros logros causas internas como el esfuerzo, disciplina, implicación, paciencia,… sentiremos que tenemos mayor control sobre nuestras vidas.

Pero si se atribuye a los logros causas externas, como el clima, la disposición de la otra persona, golpe de suerte,… las causas son ajenas a nuestro control, lo que nos llevará a sentirnos perdidos, frustrados, y poco eficaces.

Ser responsable de las consecuencias de nuestras decisiones atendiendo los pros y contras, y asumiendo que existe un margen de riesgo, fortalece la autoestima.

Tercer factor: valor personal

Valor personal es la decisión individual de trabajar por el cambio para vivir con las propias expectativas.

El miedo al cambio suele estar en el centro de la dificultad para tomar ciertas decisiones. Este miedo al cambio puede estar motivado por el miedo a lo incierto, a perder la propia identidad personal. La identidad personal está en continua transformación ya que nos adaptamos progresivamente a las exigencia del entorno. Desde luego que no soy la misma que diez años atrás, ni tampoco la que seré dentro de otros diez. La edad conlleva cambios organizativos en nuestras vidas, acabar los estudios, encontrar trabajo, crear un núcleo familiar, cuidar de los hijos, de los padres,…

Así hay personas que se arriesgan a cambiar de profesión porque quieren tener más tiempo para la familia, un propósito definido de éxito, y deciden vivir más acorde a sus valores.

Cuarto factor: respeto

Respeto hacia uno mismo es el valor de nuestro tiempo que dedicamos a los demás como derecho propio a elegir y el derecho a tener de espacios personales para la propia salud mental.

La autoestima mal entendida podemos confundirla con egoísmo. Por contra, las personas con mayor autoestima son más generosas y receptivas a las necesidades de los otros. El miedo a dejar de ser querido, la celotipias o las dependencias emocionales son causadas por una baja autoestima.

El respeto es la flexibilidad y la responsabilidad de nuestras acciones hacia los otros. Respetamos cuando dejamos hablar sin interrumpir, sin prejuicios, y del mismo modo nos sentimos respetados cuando nos escuchan.

Quinto factor: limites sanos

Establecer límites sanos es el principio que debe regir los actos para no dañar al otro y el de no permitir que el otro nos dañe. El derecho a decir no, a no ser manipulados y a defender nuestras ideas desde el respeto. 

Parece que este es uno de los principales problemas de muchas personas. Las características de las personas con problemas para establecer límites sanos son excesivamente controladoras, fuerte sentido de responsabilidad por lo ajeno lo que conlleva sobrecarga, autoexigentes y perfeccionistas, implican la falta de descanso, autocuidado y contacto con uno mismo. 

La falta de asertividad y la evitación al conflicto son otro grupo de personas, que acaban por no establecer sus propios límites.

La suma de factores

El nivel de autoestima no se consigue de una vez y para siempre en la infancia. Puede crecer durante la madurez o se puede deteriorar.

Ser más flexibles y sobre todo más compasivos con nosotros mismos y con nuestras capacidades, para una vida con menos estrés.

Por último, la autoestima es un hábito, cuanto más tiempo lo realices más destreza tendrás. ¿Te atreves a adquirir el hábito?

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Descarga gratis la guía para aprender paso a paso a canalizar el agobio laboral, liberarte de esa sensación de bloqueo y trabajar de una forma más inteligente y productiva.

guiagratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

Aceptar, soltar o soltarse

soltar o soltarse

En múltiples artículos y post aparece las palabras «aceptar» y «soltar». Especialmente con la entrada de la filosofía oriental como el yoga y el budismo, estos dos palabras se han convertido en un mantra de una sociedad occidental que puja por transformarse.

Sin embargo, el significado que se han a estas dos palabras no acaba de ser del todo definido. ¿Qué debemos aceptar? Y, ¿qué debemos soltar?. Tanto aceptar como soltar nos cuentan la misma historia. No se trata de rendirse, o de ser conformista –en el mal sentido, porque también tiene su parte positiva–. Se trata de hacerse responsable de uno mismo. 

Los elementos de la identidad personal

Entender como formamos nuestra identidad personal nos ayudará a entender estos dos conceptos. La identidad personal se comienza a crear desde que nacemos. Así somos acogidos en el mundo, así somos nosotros. Desde el momento que nacemos se nos etiqueta por el sexo, niño o niña, estatura, peso, bonito/a, etc. a los que le acompañan atributos más abstractos como llorón, comilón, dormilón,… 

Y sí, desde que nacemos percibimos el mundo y esta interacción es la que nos devuelve información de cómo somos. Además, nos da información de aquello que se espera de nosotros y de qué debemos hacer para satisfacer nuestras expectativas. Un ejemplo simple, si lloro me atienden, me dan de comer, me limpian,… si sonrío me hacen mimos, pasan más tiempo conmigo… y yo me siento más feliz.

Con este diálogo causa/efecto aprendemos quiénes somos, lo bueno y lo no tan bueno.

Problemas de identidad personal

¿Cuándo surgen los problemas de identidad personal? Pueden surgir a cualquier edad, ya que la identidad es un proceso que no acaba. Estamos en constante adaptación al medio y según las exigencias del entorno así nos moldeamos.

Los roles sociales juegan un papel fundamental en la creación de nuestra identidad personal. Por supuesto, somos más vulnerables a edades tempranas desde la infancia hasta la adultez, debemos pasar por la adolescencia con todos los cambios físicos y cognitivos que conlleva, y la juventud donde definimos cuál es nuestro lugar en la sociedad.

Así pues nuestra identidad personal también depende de la interacción social. Temas como el bullying, conflictos familiares, amistades tóxicas, vulnerabilidad económica y social, pueden ocasionar una autoimagen infravalorada de uno mismo. 

La falta de adaptabilidad con conductas que socialmente no están aprobadas son fuente de problemas que van de la mano de un baja valoración de uno mismo dando como resultado adicciones, problemas económicos derivados de una mala administración de los propios recursos, falta de cuidado personal, problemas para socializar con amistades y parejas, fracaso escolar y una visión de futuro poco realista, causando depresión y ansiedad en muchas ocasiones.

Del mismo modo, un suceso trágico puede afectar su autoestima. Hay situaciones en la vida que nos hacen dudar de nosotros mismo, de nuestra valía y que nos cuestiona nuestro papel en la vida. Situaciones de rupturas de pareja, divorcios, pérdidas personales, seres cercanos, o  materiales, del tipo laboral, hacen mella en nuestra identidad personal.

Estas situaciones de crisis dependen ser superadas de las fortalezas individuales y la capacidad de adaptabilidad o resiliencia, y están íntimamente ligadas a la autoestima y seguridad de ser capaces de resolver favorablemente dicha situación.

merchemoriana.com

Superación personal

Como has visto la identidad personal es un proceso inacabado y en permanente revisión. Siempre estamos a tiempo de transformarla. Una identidad negativa de uno mismo si se toman las medidas adecuadas, como terapia de autoestima para adultos y a través del desarrollo personal nos da las herramientas para aprender maneras de subir la autoestima.

Y aquí viene lo de aceptar y soltar. El primer paso es aceptar nuestras emociones, sentimientos y pensamientos. Nuestra mente construye el mundo que vemos, y la paradoja es que vemos lo que creemos. Si tenemos la creencia de que no se es suficientemente bueno para nadie o para ninguna actividad, esa creencia es nuestro mundo. Si aceptamos que esa es nuestra visión, ¡enhorabuena! estás de suerte ya que puedes cambiarla.

Para cambiar después de aceptar es necesario soltar. Yo prefiero decir soltarse ya que de este modo la acción es reflexiva. Desde la toma de conciencia de estas ideas limitantes elegimos que queremos soltar o dejar fuera de nuestro mundo. 

Cómo desarrollar tu autoestima

En este proceso de soltarse de viejas creencias de uno mismo se construye un nuevo yo mejor valorado, más amado y respetado. Es tan importante la valoración que tenemos de nosotros mismo como la imagen que nos viene de vuelta del entorno. Una valoración positiva transmite confianza, autoestima y seguridad hacia afuera, lo que resulta muy atrayente para los otros.

Paso a paso, y a tu ritmo, con el curso de autoestima tomarás conciencia de la visión de ti mismo y cómo mejorar su autoestima al construir una nueva identidad más brillante y atractiva. Aprender a soltarse de la imagen distorsionada de uno mismo es posible si quieres despertar la sabiduría que hay en ti.

VIRGINIA SATIR

Quiero poder amarte sin aferrarme,
apreciarte sin juzgarte,
encontrarte sin agobiarte,
invitarte sin insistencia,
dejarte sin culpabilidad,
criticarte sin censurarte,
ayudarte sin disminuirte.
Si quieres concederme lo mismo,
entonces realmente podremos reunirnos y ayudarnos a crecer mutuamente.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias por leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Descarga gratis la guía para aprender paso a paso a canalizar el agobio laboral, liberarte de esa sensación de bloqueo y trabajar de una forma más inteligente y productiva.

guiagratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

Si conoces a alguna emprendedora o tenga pensado serlo y creas que esto le puede ayudar, ¡compártelo!

 

Control, aprobación y seguridad

Control, aprobación y seguridad es la búsqueda para salir de «El triángulo dramático de Karpman» escrito por Gill Edwards. ¿Cuál es tu rol en relaciones?

Que voy a encontrar en él

En este libro encontrarás la teoría del psicólogo Stephen Karpman que posteriormente divulgó la psicóloga clínica británica Gill Edwards sobre los tres roles que forman el triángulo dramático; el perseguidor, el salvador y la víctima.

Es difícil resumir brevemente la envergadura de este libro. En algo más de cien páginas concentran la potencia de los tres roles que forman parte del discurso interno, esas vocecitas dentro de nuestra cabeza que no cesan de dialogar entre ellas. Cuando estos roles se activan se inicia una persecución circular a la que denominó «triángulo dramático». ¿Porqué dramático?.

Es muy interesante apreciar como nos sabotean, como aparece al dialogar con otras personas y el fenómeno inconsciente que da paso a esas discusiones donde parece que reina el caos y la confusión, donde salimos lastimados y furiosos sin entender qué ha sucedido realmente. Emociones, recuerdos e interpretaciones son un cóctel en muchas ocasiones explosivo en las relaciones interpersonales, si lo aderezamos con las expectativas y agitamos fuertes, el drama está asegurado.

Fortalezas

Está muy bien explicado, de forma clara y concisa, con un lenguaje llano y cercano. Sin tecnicismo, adaptado para todo tipo de publico. Sin duda su función es llegar al publico en general, y si te interesa el tema es un libro entretenido, dinámico y breve.

Además incluye el «triángulo del amor» el opuesto al dramático. Expone como llegar al opuesto del perseguidor, salvador y víctima. Entonces, ¿estamos salvados?.

Entender nuestros puntos de dolor, a veces conocidos en la literatura de autoayuda como anzuelos, detonadores o disparadores, es necesario para entender porque reaccionamos frente determinadas situaciones, palabras o incluso personas de forma defensiva.

Frente al estrés llegamos a sentir miedo o ira, nos sentimos irritados. Queremos huir, escapar de esa situación que nos causa malestar. Enfrentar esos puntos de dolor resulta difícil, especialmente sin ayuda externa y a ser posible profesional. Detrás de esos puntos de dolor se esconden nuestro sistema de creencias; quién soy, cómo soy, cómo me valoro, cómo me ven los demás, y un largo etc.

Los puntos débiles

Mi parecer es que falta ponerlo en la práctica. Tenemos la teoría pero resulta complicado verse a uno mismo cuando se activa cualquier punto de dolor del triángulo. Aunque existen otros libros con ejercicios, los dos juntos me parecía algo imprescindible. Teoría y práctica, además de dar salida y soluciones para escapar del triángulo dramático al triángulo del amor. Por ello el ebook «Autoestima sin dramas» desarrollé esta teoría para aplicarla a fortalecer la autoestima.

Conceptos como padre sombra, madre sombre o niño víctima suenan igual de abstractos que niño mágico. Compensar aspectos negativos de nuestros pensamientos desde la asertividad, la protección y la seguridad son la propuesta del triángulo del amor.

triangulo dramatico de karpman

A quién le puede ayuda

Si vives una relación salpicada de momentos de caos, confusión y discusiones que no se resuelven. Si te sientes víctima, o salvadora del otro, si resulta arduo establecer relaciones personales saludables, como se cita en la portada, este libro pondrá luz sobre las sombras.

La dificultad de la sombra es que la vemos en los otros, la proyectamos, pero la nuestra queda a nuestras espaldas. Ser consciente de las ideas limitantes que activan el drama y hallar el equilibrio dentro de cualquier relación es el objetivo de este libro.

Este tipo de libro es una ayuda extra a la terapia si estás en un momento complejo pero no es una cura en sí mismo. En este punto tengo que recomendarte acudir a un profesional que te oriente de forma personalizada sobre tu salud emocional.

Mi experiencia

Para mí es un libro muy inspirador, y cambió mi perspectiva sobre las relaciones interpersonales e intrapersonal, ya que este discurso es tanto interno como externo. Como nos hablamos a nosotros mismo hablamos al mundo. Simple ¿no?

Pues no tan simple. Me inspiró a diseñar el ebook «Autoestima sin dramas» cuando me vi a mí misma cayendo de pleno en el triángulo. Entonces me di cuenta de la profundidad de éste. A pesar de haber realizado en terapia diversos ejercicios, sobretodo en Arteterapia, sobre el triángulo seguía teniendo puntos ciegos.

Te animo a leer este libro, y tenerlo cerca cuando salte las alarmas en cualquier relación personal o laboral. Guardar las distancias no siempre es posible, ni aconsejable. Re-aprender a responder desde el amor y la compasión es un camino en el que te acompaño.

Edwards G., (2011). El triángulo dramático de Karpman. Gaia Ediciones, Madrid.

Si has leído este libro me gustaría saber tu opinión, si te ha ayudado y si lo recomendarías. Por favor, comparte tu experiencia ya que puede beneficiar a otras personas.

La falta de gratitud es contagiosa

agradecimiento

La falta de gratitud es contagiosa, así lo demuestran las últimas investigaciones científicas según narra en un artículo publicado por el experto científico líder mundial en gratitud en la Universidad de California Robert A. Emmons, Ph.D.

Sin embargo es un elemento imprescindible para la felicidad. Nuestra cultura durante millones de años ha alabado la gratitud como la virtud que conduce a la acción de devolver un favor, pero el materialismo actual fomenta la ingratitud.

Actualmente nuestra sociedad nos insta a buscar la felicidad, pero a través de acumular cosas. En un mundo tan materialista el uso desechable de los objetos e incluso las relaciones nos perjudica, ya que la gratitud ha quedado al margen de las emociones sociales.

Agradecer a las personas hechos del pasado nos ayuda a crear lazo significativas, ya que demostramos que la otra persona es importante para nosotros. Se estable una relación especial, sin egoísmo que nos da satisfacción. La gratitud genera un sentido de propósito y un deseo de hacer más.

La ingratitud es la reina de los vicios

Investigaciones recientes han descubierto que las personas ingratas tienden a tener un sentido excesivo de importancia personal, arrogancia, vanidad y una necesidad insaciable de admiración y aprobación. 

Es normal que durante la infancia de la fase egocéntrica, pero a medida que alcanzamos a adultez este  sesgo va desapareciendo, debido a la madurez propia de cada etapa de la vida. Nos volcamos hacia las amistades, compañeros de estudios y de trabajo, la pareja, los hijos, la familia y la responsabilidad social, lo que nos hace ser más pro-sociales. Sin embargo, cuando la actitud egocéntrica perdura es lo que se conoce como narcisismo. 

Este sesgo narcisista en adultos vendrá marcado por la arrogancia, la falta de atención por los otros, la irresponsabilidad y el abuso en las relaciones. Aunque los psiquiatras estimas que tan solo el uno por ciento de la población general es clínicamente diagnosticada como trastorno narcisista, las características narcisista se encuentra en todos nosotros en diferentes grados.

“Los narcisistas rechazan los lazos que unen a las personas en relaciones de reciprocidad. Esperan favores especiales y no sienten la necesidad de devolver o pagar. El narcisismo es una ceguera espiritual; es una negativa a reconocer que uno ha recibido los beneficios otorgados libremente por otros.”*

La gratitud es contracultural 

La gratitud es el reconocimiento de lo bueno en la vida es un regalo y gracias a la humildad lo reconocemos como un gesto que se hace libremente y que a la vez nos libera.

Como conclusión, se puede afirmar que la falta de gratitud contribuye a la falta de Felicidad, ya que da una sensación de carencia permanente e insatisfacción potenciada por una sociedad excesivamente materialista. Volcarse a llenar el vacío existencial con una actitud egocéntrica y egoísta consigue el efecto contrario. Drena las relaciones y la posibilidad de tener una vida más satisfactoria. Nos aísla y nos impide tener relaciones funcionales basadas en el respeto mutuo.

¿Has escrito hoy en tu diario de qué o por quién sientes agradecimiento? ¿has comenzado a despertar para vivir la verdadera FELICIDAD?

Sí te ha parecido interesante este artículo estaré profundamente agradecida contigo por compartir tu opinión conmigo y con quién este leyendo este artículo.

*Texto basado en el artículo publicado por Robert A. Emmons, Ph.D., experto científico líder mundial en gratitud en la Universidad de California.

El collage como herramienta terapéutica

El collage es un técnica que permite reelaborar la realidad

El collage un lenguaje propio

Cuando me operaron uno de los muchos miedos que me acompañaron fue la imposibilidad de dibujar. Desde pequeña he dibujado y pintado. Pero una de las consecuencias de la operación de las costillas mi brazo derecho apenas podía moverlo.

A la vez tenía la necesidad de expresar de alguna manera los miedos, el dolor físico y emocional, y la incertidumbre que suponía la recuperación.

El collage ya lo utilizaba anteriormente, de hecho llevaba unos meses experimentando con él para crear cuadros más de carácter decorativo. Y ese fue el medio que encontré para expresar como me sentía.

Empecé con una libreta pequeña a modo de entretenimiento; elegía una frase de alguna canción y la ilustraba con collage. De pronto surgió la imagen, comencé a re-elaborar mi propia imagen, tan dolida, con collage. Semana tras semana fui creando páginas en un diario donde iba narrando mi experiencia, imágenes que hablaban por mí, y contenían la amalgama de emociones y sentimientos que ocurrían en mi interior.

inspiración

La ventaja del collage

Según Cathy Malchiodi, arteterapeuta estadounidense conocida por la publicación de múltiples libros, la técnica es el Collage ayuda a sentirse menos intimidado con la idea si ser o no buen artista. Cualquier persona puede hacer un collage.

Es una técnica que permite modificar y experimentar, quitar, poner, añadir, recortar durante el proceso creativo más fácilmente que otras técnicas como la pintura, acuarela. Es ideal para aquellas personas que frente al papel blanco se sientan bloqueadas, permite el juego de imágenes, de conceptos.

Lo principal es la narrativa visual del tema personal específico que se quiera tratar, ya que las imágenes dicen más que las palabras.

Diálogo interno

Todos tenemos un diálogo interno, es esa o esas voces que habitan dentro de nosotros, es esa narrativa interna que va interpretando el mundo, las acciones de los otros, los posibles pensamientos, que emite juicios sobre nosotros y sobre lo que los otros piensan de nosotros.

El Collage permite elaborar esa narrativa interna con la representación pictórica del mundo a partir de los recortes de imágenes, palabras, texturas… Nuestro entorno puede ser manipulable para re-elaborar la narrativa interna y biográfica.

La metáfora es una herramienta discursiva muy potente y a través del collage terapéutico puede dialogar con el trauma, con la herida producida por un suceso importante, de forma indirecta resultando menos agresivo que abordar el propio recuerdo.

El Collage como herramienta arteterapéutica

Desde mi experiencia como paciente me ayudó a aceptar los cambios físicos, a cristalizar una buena autoimagen tras todas las cirugías y poder elaborar el duelo de forma sanadora.

Como arteterapeuta es una herramienta que utilizo mucho porque he comprobado sus beneficios y ventajas. En los Cuadernos de Crecimiento Consciente encontrarás ejercicios donde utilizarlo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar