was successfully added to your cart.

Carrito

Recursos gratuitos

¿Por qué pintar mandalas no es Arteterapia?

By 24 octubre, 2019 No Comments

¿Por qué pintar mandalas no es Arteterapia? Aunque se suele identificar así, esto no es del todo cierto.

¿Qué son estos dibujos?

El mandala tibetano es el más conocido aunque su origen es hindú. Los hindúes fueron los primeros en utilizar los mandalas como herramienta espiritual, sin embargo los que han alcanzado fama mundial son los budistas. Estos diseños circulares y su uso tienen como objetivo el ralentizar el pensamiento y pausar la mente, hasta alcanzar un estado meditativo.

Estos dibujos dentro de un círculo a los occidentales nos llenan de admiración por el trabajo minucioso y sobretodo porque son efímeros. En sánscrito mandala significa círculo, y representan la unidad, la armonía y el orden cósmico. Son la expresión del universo tanto interno como externo, y su propósito es conducir hacia la iluminación.

Lo cierto es que la figura del mandala está en todas las culturas. Esta representación circular se puede apreciar en «las ruedas de sanación» de la cultura nativa americana talladas en piedra que se usaban con fines medicinales y para rituales de iniciación.

En nuestra cultura están en las vitrinas de las catedrales de toda Europa, representado la cosmología propia de la religión cristiana.

Mandalas para pintar

El uso del mandala como herramienta terapéutica se le debe a Carl G. Jung. Como antropólogo y psicoanalista estudió todas las culturas. Es conocido especialmente por su teoría del inconsciente colectivo. Ese inconsciente es universal e inherente al ser humano. Por ello, ciertos fenómenos psíquicos están presentes en todas las culturas y siguen siendo entendidas por el inconsciente a pesar de la distancia cronológica.

Como prueba de ello el Arte, la religión y la cultura folklórica son la manifestación material de dicho inconsciente. En conclusión, el mandala está presente en todas las culturas dentro de estos tres ámbitos con el mismo significado inconsciente desde tiempos remotos hasta nuestros días.

En el Diccionario de los símbolos de J. Chevalier concluye su significado con las siguientes palabras: «el mandala posee una doble eficacia; conserva el orden físico, si existe ya; y restablece si ha desaparecido. En este último caso, ejerce una función estimuladora y creadora».

El arte como terapia

La diferencia básica de la utilización del mandala es el objetivo terapéutico. La Terapia ocupacional usa las distintas disciplinas artísticas como medio de entretenimiento y ocupar el tiempo en una tarea más parecidas a las manualidades con el objetivo de reforzar una buena autoimagen y autoeficacia del paciente.

Las manualidades son la ocupación del tiempo en elaborar alguna pieza artesanal. Desde tejer, pintar, cerámica, tallar, a un largo etc. El principal beneficio de las manualidades es el poder entrar en el estado de flow o fluir. Fluir (flow de Csikszentmihalyi) es un estado de felicidad donde nos sentimos implicados completamente en lo que estamos haciendo y se pierde la noción del tiempo.

Csikszentmihalyi (1990) define el flujo (flow) como un estado de ensimismamiento y de concentración intensos en el momento presente, de manera que la actividad que realizas es un desafío y es apasionante. La clave para crear el flujo es establecer un equilibrio entre las habilidades de uno mismo y los desafíos que elige afrontar. Éste estado emocional tiene como consecuencia que nos sentimos felices.

Mandalas dentro de Arteterapia

El mandala forma parte de las técnicas de Arteterapia. Su objetivo es restablecer el orden y la armonía de la psique. Para ello se pide al paciente que dibuje un mandala. Incluso se puede indicar los colores con los que debe pintarla, ya que dentro de la Arteterapia esta incluido el análisis (y no interpretación) de los dibujos. El lenguaje visual es esencial para analizar los test proyectivos, por ejemplo, y es el mismo lenguaje el que se usa y se analiza en los mandalas.

En Arteterapia para adultos el mandala resulta muy eficaz, y como planteó Carl G. Jung son diarios personales solo hechas en pintura y no en palabras.

En el siguiente vídeo tutorial te muestro como hacer paso a paso un mandala. Tengo que confesar que no podía parar de dibujar…

La Arteterapia online te permite realizar el acompañamiento de forma cómodo desde tu casa, ahorrando el tiempo de desplazamiento. Solicita tu sesión online.

inspiración

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar