0

El Dr. Porges descubrió que nuestro sistema nervioso central (SNC) está dividido en tres partes.

El sistema simpático nos activa y está asociado a la respuesta de lucha/huye. Sin embargo, el sistema parasimpático está a su vez dividido en dos partes: nervio vago ventral, encargado de la conexión social y la seguridad, y el nervio vago dorsal, encargado de la inmovilización como forma de supervivencia.

Este sistema funciona de arriba a abajo, de modo que un sistema da paso al siguiente cuando no funciona como estrategia de supervivencia.

«Nadie sabe más de ti que tu cuerpo: aprende a escucharlo»

Dra. Deb Dana

Voy a explicar cada una de las partes en más detalle:

  1. Nervio vagal ventral: es el encargado de sentirnos a salvo y seguros gracias a la conexión social. Cuando se detecta conexión y seguridad del sistema nervioso con otro mamífero se llama corregulación.
    La corregulación nos calma, nos vincula y conecta generando seguridad. El nervio vago ventral y nervios craneales nos permite sobrevivir al peligro en el mundo a través de una conexión auténtica.
    Se relaciona con emociones positivas de alegría y amor. En términos de comportamiento se expresa en actividades sociales positivas con seres queridos.
    En el cuerpo, afecta los músculos de la cara, garganta, voz y cuello. Esta parte del sistema nervioso se activa a voluntad frente a situaciones de estrés.
  2. Sistema simpático: este sistema es el que da la respuesta al estrés de luchar o huir. Es un estado de «movilización con miedo», y surge cuando nos sentimos amenazados.
    Se relaciona con emociones de enojo o miedo, que pueden expresarse en comportamientos cómo luchar para eliminar una amenaza o huir para evitar una situación.
    Se siente ansiedad, irritabilidad, enojo, impulsividad. En el cuerpo, este circuito afecta a algunos músculos y órganos, preparando a todo el organismo para luchar o salir corriendo.
    Este sistema se activa de forma involuntaria frente a situaciones de estrés.
  3. Rama dorsal del nervio vago: se activa cuando no tiene sentido pelear o huir porque sentimos que no podemos huir. Su objetivo es conservar los recursos disponibles que tenemos con la inmovilización o congelación, descrito como «inmovilización por miedo».
    Fomenta emociones de depresión y apatía, sin conexión con el presente, mirada pérdida, sensación de mente en blanco o bloqueo mental.
    En el cuerpo, este circuito afecta a las vísceras causando la inmovilización y cierre del sistema.
    Este sistema se activa de forma involuntaria frente a situaciones de estrés.

Frente a las situaciones de estrés que se han vivido reiteradamente durante la formación del sistema de apego, o durante la infancia, uno de estos tres sistemas fue ganando prioridad frente a los otros.

De este modo, si durante la infancia necesitaste más tu sistema parasimpático debido a que no te sentías seguro en tu entorno o con tu cuidador, como adulto este será tu sistema principal frente a las situaciones de estrés.  Por eso, tienes una respuesta de luchar/huir de forma involuntaria aunque ahora te pueda dificultar mantener relaciones sociales estables.

El sistema de apego y su respuesta al estrés se pueden cambiar, gracias a que la conexión social es a voluntad. Nuestro cerebro está preparado para ser la forma estable y sentirse en calma siendo auténtico en las relaciones.

Te invito a que pongas en práctica estos consejos, y si necesitas más información o ayuda ponte en contacto conmigo, a través de mi mail hola@merchemoriana.com.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

Descarga ahora gratis ni Nueva Guía «Transforma el estrés en positivo» para aprender estrategias para el tratamiento del estrés en positivo libérate de bloqueos que te impiden ser feliz.

gestion del estres pdf

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar