0

El 90% de nuestras decisiones están basadas en las emociones. Hay sentimientos que son deseadas y otras que son rechazadas o difíciles de gestionar.

Durante un año llevé como llavero una brújula. Este objeto me recordaba que mis emociones, no solo son útiles, sino que son imprescindibles y muy valiosas para tomar decisiones.

Los días que me siento más perdida o abatida, porque las cosas no siempre sale como una espera, me hago las mismas preguntas: ¿Cómo te sientes?, ¿cómo te gustaría sentirte?

Nos movemos por deseo. Deseo alcanzar el móvil y me levanto, deseo sentir afecto y abrazo, deseo sentir alegría y… Así, nos motivan las emociones, deseamos una emoción que nos conduce a una acción.

Estás dos simples preguntas me dan dos coordenadas; la primera donde estoy, y la segunda, dónde quiero ir. Se pone en marcha el GPS interno para ir de A a B.

Las emociones son nuestra brújula, nos señalan que necesitamos

Una emoción es una señal que nos informa de que algo está sucediendo a mí o a otros en el momento presente. Es un mecanismo de supervivencia, así tendríamos que tendería a huir o a paralizarse cuando se tiene miedo, a luchar cuando se está enfadado o furioso, o a buscar confort y compañía cuando estoy triste.

Esta forma de actuar no necesariamente precisa de la conciencia de darnos cuenta. Así podríamos estar huyendo, marchándonos de una situación que nos genera temor, sin saber muy bien por qué se ha generado esta emoción.

El 90% de nuestras decisiones están basadas en las emociones

La mayor parte de los autores comparten que existen seis emociones básicas que son comunes y universales. Estas seis emociones básicas son: la rabia, la tristeza, la alegría, el miedo, el asco y la sorpresa.

Cada emoción cumple una función específica.

La rabia indica la existencia de una molestia acumulada que es importante gestionar. Nos ayuda a poner límites, es un NO. Nos da fuerza, nos impulsa hacia fuera. Nos da energía necesaria para cambiar algo que haya que cambiar. Predispone a una conducta de lucha, de defensa. Al mismo tiempo, la rabia nos puede alejar de nosotros mismos y alejar a los que están alrededor.

El miedo facilita la gestión de peligros externos o internos. Nos invita a escapar.

La tristeza está relacionada con añorar el pasado. Nos informa de lo que nos duele o hace daño y nos ayuda a tomar conciencia de que las cosas cambian y a buscar ayuda.

La alegría se manifiesta como energía, y se expresa a través del impulso a compartir dicha energía con los demás.

Las emociones no son ni buenas ni malas. Nos pueden resultar agradables o desagradables y llevarnos a conductas saludables o no saludables. Hay emociones que son deseadas por nosotros y otras que son rechazadas o difíciles de gestionar.

Validar las emociones

Validar nuestras emociones no es pretender controlarlas, ni negarlas, ni ocultarlas, ni avergonzarnos por ellas. Validar las emociones es aprender de ellas, que mensaje tienen que darnos.

Todos tenemos puntos débiles que nos hacen sentir frágiles, por eso los intentamos ocultar. Tras estos puntos se esconde el miedo o lo que sentimos como injusto hacia nosotros.

Estas debilidades están arraigadas en creencias profundas de nosotros mismos. Nos identificamos con ellas como parte de nuestra identidad personal.

Vivimos en una sociedad que refuerza valores como competitividad, comparación y aceleración. Como resultado cada vez vivimos más desconectados de nuestra esencia.

Autoestima y autoeficacia

El significado principal de autoestima es la confianza en la eficacia de la propia mente, en la capacidad de tomar decisiones para tu felicidad. La autoestima, es la experiencia de que podemos llevar una vida significativa y cumplir sus exigencias.

Más concretamente, podemos decir que la autoestima es la la autoestima es el conjunto de percepciones, evaluaciones y sentimientos hacia uno mismo. en nuestra capacidad de pensar, en nuestra capacidad de enfrentarnos a los desafíos básicos de la vida. 

Es el sentimiento de ser respetable, de ser digno, y de tener derecho a afirmar tus necesidades y carencias. La confianza en nuestro derecho a triunfar y a ser felices.

La autoestima es el conjunto de percepciones, evaluaciones y sentimientos hacia uno mismo. La autoestima se centra en dos aspectos fundamentales; la autoconcepto y la autoeficacia.

La autoeficacia, es otro elemento relacionado con el autoconcepto. Es la creencia interna de ser capaces de conseguir un objetivo concreto. Influye la experiencia previa, éxitos y fracasos anteriores, y la motivación que se tenga como la expectativa del resultado.

El estrés está intimamente relacionado con el concepto de autoeficacia. La ansiedad es el miedo a no ser capaz de superar una situación, a que el coste sea demasiado elevado y no poder estar a la altura de las circunstancias.

Tu autoconocimiento (puntos fuertes y flacos) mejora tu autoconcepto; la certeza de ser capaz de resolver situaciones, la evaluación que tienes de ti, la aceptación y el respeto.

Tu mayor fortaleza es el autoconocimiento, y el aceptarte en la medida que te vas conociendo y empatizando contigo misma. Lo que debilita es la negación de las propias emociones, ya que nos bloquea y causa ansiedad y estrés.

Cuéntame ¿te conoces a ti misma para saber tus fortalezas?,¿te consideras eficaz?. Explícame tus experiencias sobre autoconocimiento. Me encanta saber de ti.

TE DEJO ESTOS ARTÍCULOS QUE VAN DE LA MANO DE ESTE:

Gracias Por Leerme.

¿Sientes que el estrés no te permite ser todo lo productivo que tú eres?. Descarga gratis la guía para aprender paso a paso a canalizar el agobio laboral, liberarte de esa sensación de bloqueo y trabajar de una forma más inteligente y productiva.

guiagratuita

¿ESTAMOS CONECTADOS EN LAS REDES? Te invito a que eches un vistazo a mis redes sociales, sobretodo a Instagram donde tendrás recursos inéditos todas las semanas.

SI CONOCES A ALGUNA EMPRENDEDORA O TENGA PENSADO SERLO Y CREAS QUE ESTO LE PUEDE AYUDAR, ¡COMPÁRTELO!

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar